Está claro que el mundo del deporte está siendo uno de los más afectados por el Covid a nivel mundial. Pero las crisis generan oportunidades, y la nueva normalidad es una gran oportunidad para las marcas que apuestan por el deporte y mantienen sus inversiones en patrocinio deportivo. La pregunta es cómo aprovechar la situación actual para generar más retorno de las inversiones deportivas.

“El marketing y los patrocinios deportivos se han visto obligados a adaptarse pero esto no significa que por ello hayan dejado de ser rentables”.

En respuesta a la pregunta anterior, presentamos diferentes escenarios actuales que pueden aumentar la rentabilidad de las inversiones en patrocinio deportivo:

  1. Migración mundial hacia lo digital. El mundo se ha vuelto más digital, y el deporte no es una excepción. El auge de los eSports es un claro ejemplo (en los que se espera que la inversión publicitaria en España en eSports se sitúe en los 175 millones de euros para 2020), pero no es el único, ya que los propios eventos físicos se han transformado en productos más híbridos que combinan el mundo físico y digital. IRONMAN, por ejemplo, la icónica marca de triatlones, ha reducido su calendario un 90% este año, pero en cambio, ha lanzado el VIRTUAL CLUB, una comunidad online con usuarios, carreras, progresos y su propio sistema de rewards que fideliza y complementa su comunidad física.

De esta migración hacia lo digital, podemos extraer patrocinios más híbridos con un mayor número de activaciones digitales, que exponencian el alcance de las activaciones realizadas.

  1. Disminución en el número de eventos deportivos. A priori es un handicap para el mercado del patrocinio deportivo, pero en Vsponsor vemos una clara oportunidad, ya que los properties pueden aumentar la dedicación a las activaciones de sus partners, replanteando incluso el evento para que incluya secciones 100% branderizadas. Un claro ejemplo lo vemos en el Bilbao Night Marathon. El consolidado evento, ante la cancelación del mismo, ha creado un evento virtual en colaboración con EDP, Main Partner del evento, que está 100% integrado dentro de la plataforma de la marca. Una colaboración exitosa, que posiblemente no se hubiera dado sin el replanteamiento virtual del evento.

Properties y partners se están acostumbrando a trabajar con escenarios de mayor incertidumbre, lo que, de forma positiva, se traduce en relaciones de mayor confianza y vinculaciones a largo plazo. Las vinculaciones a largo plazo siempre son positivas cuando hablamos de patrocinio deportivo ya que aporta mucho más valor para las marcas y establece objetivos altamente alcanzables.

Como dijo Charles Darwin: “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio”.  

En conclusión, debido a lo citado anteriormente, entre otras muchas razones, desde Vsponsor creemos que es el momento idóneo para invertir en patrocinio deportivo ya que nos encontramos en una situación en la que los properties pueden proporcionar un trato mucho más personalizado a sus partners, mejorar sus activaciones y convertirlas en experiencias diferenciales importantes.

TE AYUDAMOS