La pandemia del Covid-19 afecta a todo tipo de actividad a escala mundial, tanto a nivel de salud como a nivel económico, siendo el sector del marketing y patrocinio deportivo uno de los que se ha visto más castigados hasta la fecha. 

Este año, según las previsiones, se esperaba alcanzar cifras de récord en cuanto a la inversión en patrocinio, concretamente se estimaba llegar a los 48.400 millones de dólares, pero la situación producida por la pandemia ha provocado que esas cifras se desplomen incluso por debajo de las obtenidas hace 9 años (33.400 millones de dólares). Y es que, según un estudio realizado por la agencia Two Circles, este año se prevé que la inversión en patrocinio deportivo caiga un 37%, obteniendo unos resultados de 28.900 millones de dólares a final de año, en comparación con la pasada campaña, donde se cerró el año en 46.100 millones de dólares. 

No obstante, a río revuelto ganancias de pescadores, y es que la pandemia también ha obligado a properties y marcas a reformular, mejorar e innovar tanto en los acuerdos establecidos como en las activaciones planteadas.

Muchos eventos, por ejemplo, han lanzado una versión virtual, que muy probablemente conviva con la versión clásica en futuras ediciones delevento. De esta forma, las marcas patrocinadoras no sólo han podido demostrar su confianza y apoyo al evento y a sus participantes por encima del retorno económico, sino que han tenido la oportunidad de crear nuevas activaciones digitales que posiblemente no se trabajaran de forma tan extensa en los acuerdos establecidos.

Otra consecuencia positiva para el marketing deportivo es que el ámbito digital ha ganado terreno de una forma vertiginosa, reduciendo la dependencia de la asistencia de público y las activaciones en terreno, en muchas ocasiones, con altos costes asociados. 

En conclusión, en los próximos meses, aunque ya se esté empezando a hacer, veremos nuevas iniciativas de las marcas con un claro foco en el mundo digital, que se convertirá en la principal vía para activar los patrocinios deportivos a corto plazo

Pero si hablamos de patrocinio deportivo en tiempos de Covid, no podemos olvidarnos del sector que destaca por encima de cualquier otro y que no para de crecer: los e-sports.

Este sector abre una nueva oportunidad para las marcas, tanto las que ya estaban presentes en este tipo de eventos como las que todavía no lo estaban, de adaptarse a nuevos escenarios y de hacerse un hueco en un sector seguido por millones de personas en todo el mundo.

En su día ya hablamos del patrocinio en los e-sports y de la oportunidad que esto suponía para exponerse a miles de personas, pero en los últimos meses donde la vida fuera de casa se ha reducido considerablemente, esta oportunidad se ha multiplicado, y con ella, las marcas que han decidido apostar por esta tendencia. 

Las competiciones en este sector han aumentado considerablemente, incluso muchas competiciones que poseen una versión en videojuego han organizado sus propios torneos en estas plataformas. Es el caso, por ejemplo, de la Liga de Fútbol Profesional, la cual organizó un torneo con el objetivo de recaudar fondos para aportar recursos y así luchar contra el virus. En este torneo participaron todos los equipos de Primera División con un representante por equipo, hecho que causó muchísima expectación por ver a estrellas del fútbol batiéndose en un torneo virtual

El sector del automóvil también ha tenido una iniciativa similar, pues en el caso de la Fórmula 1, al no poder disputar ningún gran premio hasta la fecha, ha organizado carreras virtuales con un piloto por escudería simulando el campeonato, eso sí, de forma virtual.

Por lo tanto, estamos seguros de que el patrocinio deportivo saldrá reforzado de esta crisis, con una importancia cada vez mayor de las activaciones digitales, que convivirán y complementarán a las activaciones físicas, ampliando así, el abanico de posibilidades para properties y marcas. 

TE AYUDAMOS